• Menecaxa

Luz cálida o luz fría

El color de la luz es medida a través de grados Kelvin, la que denominamos temperatura del color. Las tonalidades se dividen en tres tipos: cálidas, que son amarillentas y están bajo los 3.300 grados Kelvin; las frías, que corresponden a tonos blancos entre 5.500 y 6.500 grados Kelvin y las neutrales, que son luces intermedias entre 3.500 y 4.100 grados kelvin. La luz cálida relaja y hace sentir a gusto. Por su parte, la fría sobreestimula.


Las luces cálidas cuentan con una mayor profundidad y én